Peeling químico

El peeling químico es uno de los tratamientos estéticos que más se están poniendo de moda, sobre todo porque es un proceso rápido, muy sencillo e indoloro. Lo que conseguiremos con este tratamiento es eliminar las capas de células muertas que se encuentran en la parte superficial de nuestra piel. Para realizar un tratamiento de peeling químico se aplica un producto químico sobre la zona de la piel que queremos tratar. Antes de comenzar el tratamiento la piel debe estar debidamente preparada para evitar cualquier molestia. Es recomendable que la piel se encuentre totalmente limpia, sin cremas o maquillajes que puedan interferir en el tratamiento. También es aconsejable que antes del tratamiento el paciente no se exponga directamente a los rayos del sol. Después se procede a aplicar el producto, que normalmente suele ser un tipo de ácido. Aunque en principio pueda asustar el hecho de que un ácido entre en contacto con nuestra piel, es importante aclarar que todos estos productos han sido autorizados por las autoridades pertinentes para su utilización en cualquier intervención relacionada con la medicina estética.

Las duraciones de las sesiones de peeling químico suelen ser de entre 10 y 30 minutos, en las que el paciente puede percibir una ligera sensación de escozor, sin llegar a dolor en ningún caso El Peeling químico es un tratamiento que además de no ser invasivo, no requiere anestesia, es rápido y se puede realizar en pieles de todo tipo y de todas las partes del cuerpo. El peeling químico, igual que otros tratamientos estéticos, no se puede realizar en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ni en personas que padezcan enfermedades cardíacas, hepáticas o renales de relativa gravedad. Los resultados que se esperan obtener de este tratamiento son en la mayoría de los casos un incremento de la uniformidad, luminosidad y elasticidad de la piel.

Como en cualquier otro tratamiento estético, durante los primeros días es posible que la zona de la piel donde se ha realizado la técnica se encuentre un poco enrojecida. Según vayan pasando varios días, es muy común que la piel se escame, eliminando así esas capas superficiales con imperfecciones que queríamos eliminar para dar paso a piel completamente nueva. Muy importante después de un tratamiento de peeling químico aplicar una crema con protección solar SPF+50.

Contact Us On WhatsApp
Share This