Hilos tensores PDO

Los hilos tensores de polidioxanona consiguen rejuvenecer y reafirmar la piel del rostro con flacidez desde el interior sin cirugía, sin anestesia y con resultados duraderos.

Los hilos tensores de polidioxanona o PDO son unas hebras finas que se introducen bajo la piel para conseguir un efecto lifting regenerativo: La polidioxanona o PDO es un material empleado con frecuencia en las suturas de cirugía cardíaca, ya que potencia la cohesión de las células.

Este material es totalmente compatible, reabsorbible y estéril.

En el nivel subcutáneo, la polidioxanona genera una fibrosis o proceso reparativo a su alrededor, lo que desencadena la producción de nuevas fibras elásticas de colágeno y elastina. La síntesis de proteínas estructurales inducida por los hilos tensores produce numerosos efectos terapéuticos:

  • Redensificación cutánea: Los hilos estimulan los fibroblastos, que producen colágeno y elastina. Estas fibras aumentan la elasticidad y la densidad de los tejidos.
  • Firmeza (efecto lifting): El colágeno y la elastina nuevos actúan como una red de soporte para la piel, por lo que la flacidez disminuye y la piel recupera firmeza.
  • Tersura y luminosidad: Los hilos faciales estimulan también la microcirculación de la zona, por lo que la piel está más oxigenada, tersa y luminosa.
  • Prevención: La revitalización de los tejidos ralentiza el avance del envejecimiento y la flacidez. En primer lugar, el médico realiza un estudio minucioso de las áreas del rostro a tratar. Realiza un diseño de las zonas que deben ser tensadas y las marca con precisión.

Tras limpiar la piel, se aplica una crema anestésica para minimizar la molestia. Cada hilo se infiltra a nivel subcutáneo guiándolo con una aguja fina. Tras colocar el hilo en la ubicación deseada, la aguja se retira con una pequeña rotación.

El número necesario de hilos dependerá de las condiciones de la piel del paciente y de los puntos que sea necesario tratar. Los resultados de firmeza y retensionado de la piel pueden mantenerse por un periodo de entre 1 y 2 años. Las aplicaciones más frecuentes de los hilos tensores son:

  • Elevar mejillas y cejas.
  • Mejorar la línea de marioneta y el surco nasogeniano.
  • Rejuvenecer el óvalo facial y el cuello.

POSIBLES EFECTOS SEGUNDARIOS:

  • Hematoma hipodérmico que se reabsorbe en unos días.
  • Molestias durante los primeros días.

CONTRAINDICACIONES

  • Infección en la zona de tratamiento.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Embarazo.
  • Diabetes severas.
  • Dacryohemorrehea.
  • Enfermedades cardiovasculares agudas.
Contact Us On WhatsApp
Share This